Tratamos el Cólico del lactante en dos sesiones



¿Qué es el cólico del lactante?

Intentaremos responder todas sus dudas sobre el cólico del lactante.

some image

El cólico del lactante es un trastorno que afecta a un 70% de los bebés. Dicho trastorno comienza aproximadamente en las primeras semanas de vida.
Se identifica por un llanto inconsolable e intenso que se producen generalmente por la tarde-noche y en la madrugada, van acompañado por una contracción abdominal, barriguita dura, flexión de piernas, enrojecimiento cutáneo,…
Su sistema intestinal se colapsa y se bloquea, dando lugar al llamado “cólico del lactante”, reduciendo las contracciones del peristaltismo intestinal y provocando los síntomas del cólico del lactante.
El tratamiento es muy rápido y definitivo, tan solo se necesitan dos sesiones para solucionar definitivamente el “cólico del lactante”.
La eficacia del tratamiento del cólico del lactante está garantizada el 100% en todos los bebés con cólico.

colico lactante 1

Los síntomas que describimos son los más comunes, si tu bebé tiene alguno de ellos es muy probable que tenga “cólico”, un terapeuta experimentado lo podrá confirmar.

- Encogimiento de piernas.
- Estiramiento repentino de las piernas.
- Enrojecimiento cutáneo.
- Ruidos intestinales.
- Gases.
- Estreñimiento.
- Retortijones.
- Tripita dura.
- Rigidez constante.
- Sacudida de brazos y piernas.
- Incomodidad, inquietud.
- Demanda constante toma, ya que así parece calmarse.
- Ruiditos a modo de gruñidos sin llanto.
- Llanto incesante.
- Muy difícil consuelo.

Los síntomas comienzan generalmente a partir de la 2ª semana y suelen ser progresivamente en aumento.

Conviene aclarar que algunos bebés no lloran, solamente emiten pequeños gruñidos o se quejan constantemente sin llanto.

El tratamiento para el cólico del lactante es totalmente manual, podríamos decir que se trata de dar un masaje en barriguita del bebé, pero realmente consiste en un tratamiento donde se ponen en práctica maniobras muy específicas para soltar las tensiones, adherencias y devolver el correcto movimiento peristáltico intestinal fisiológico.
El peristaltismo o movimiento intestinal responde a unos ejes de movimiento muy definidos, el terapeuta detectará aquellos ejes de movimiento que se han visto bloqueados y estimulará su movilidad recuperando su armonía.
El tratamiento es manual y delicado, es muy importante que siempre sea realizado por un terapeuta con amplia experiencia en bebés.
Tratar a un bebé es un tema muy serio y delicado, donde no vale cualquier terapeuta
¿Dejarías a tu bebé experimentar en manos de un terapeuta sin experiencia?

Este tratamiento es muy rápido y definitivo, tan solo se necesitan dos sesiones para solucionar definitivamente el “cólico del lactante”. Tras el primer tratamiento ya se notan los resultados, el bebé deja de llorar, no se encoge de piernas, duerme y descansa mejor. Tras el primer tratamiento se obtiene una mejoría de hasta un 90% entre las 12 y las 24 horas del mismo ya se aprecian los resultados, el segundo tratamiento es definitivo para solucionar el problema.

Este tratamiento es muy rápido y definitivo, tan solo se necesitan dos sesiones para solucionar definitivamente el “cólico del lactante”.
Excepcionalmente es preciso realizar una tercera visita de refuerzo, solo en aquellos casos donde el bebé presenta mucha intensidad de cólico. Los bebés que acuden a esta tercera visita a penas es un 10%.
Tras el primer tratamiento ya se aprecian los resultados, el bebé deja de llorar, no se encoge de piernas, duerme y descansa mejor.
Tras el primer tratamiento se obtiene una mejoría entre el 50 y el 90% de la reducción de los síntomas, el comportamiento del bebé cambia desde el mismo día de tratamiento. El segundo tratamiento es definitivo para solucionar el problema.
Gracias a nuestra experiencia de 16 años tratando el cólico del lactante y nuestra dedicación plena al tratamiento con bebés, podemos garantizar un resultado del 100% en todos los casos de cólico del lactante.
Nuestro compromiso es solucionar el cólico en solo dos visitas y si fuera preciso una tercera visita, ésta nunca tiene ningún coste. El tratamiento cerrado del cólico del lactante es de solo dos visitas, todas las demás visitas que necesite tu bebé son a coste “cero”.
Este es nuestro compromiso y nuestra mejor garantía. .



Preguntas frecuentes



¿Desde qué tiempo se puede tratar a un bebé?

A veces nos llaman las mamás para preguntar desde que días se puede tratar a su bebé y nuestra respuesta es: “no hay ninguna edad mínima de días para tratar a un bebé, desde el primer día se puede tratar”. Nuestra preferencia es tratar al bebé cuanto menos tiempo tenga, así habrá pasado menos días con cólico y responderá mejor al tratamiento. Si tiene unos días o una semana es siempre mucho mejor, aunque lo más habitual es atender bebés entre las dos semanas y los dos meses. Los bebés más chiquitines que hemos tratado en nuestro centro tenían cuatro días y el bebé más mayor tenía un año y medio.

¿Tiene que haber comido antes de tratarle?

Es preferible que haya hecho la toma antes de tratarle ya que así estará más tranquilo, algunos bebés se impacientan y se ponen muy nerviosos. Aunque tampoco pasa nada si no ha comido y coincide en la hora del tratamiento, en el caso que tome biberón podremos dárselo durante la sesión y ayudara a calmarse.

¿Pueden estar los padres presentes?

Es imprescindible que los padres estén cerca del bebé durante todo el tratamiento, siendo fundamental que el bebé sienta su presencia y estos interactúen con ellos, tocándoles, hablándoles, acariciándoles, cantándoles, etc. Así de este modo siempre se sentirá acompañado.

¿Cómo debemos llevarle vestido?

No hace falta vestirle de ninguna manera especial, simplemente vístele como sueles hacer habitualmente, aunque siempre debe ir con ropa cómoda ya que una vez en consulta tendrás que desvestirle y después volverle a vestir. A veces ellos están dormiditos y si les molestamos mucho al desvestirles se pueden despertar, se enfadarán por ello y entonces lloran. Por ese motivo si le traéis con un body o ropa cómoda os lo agradecerán. La temperatura de la sala es muy agradable y normalmente se suelen quedar solamente con el pañal. Si crees que pudiera tener algo de frío, podrás dejarle el body puesto, eso sí, desabrochando la parte de abajo para así tener acceso a la tripita del bebé para poder tratarle cómodamente.

¿Cuando se obtiene el resultado definitivo?

Entre cuatro y cinco días siguientes a la segunda visita, aunque nosotros por precaución damos un plazo de una semana tras la última visita, ya que cada bebé lleva un ritmo diferente.

¿Qué hago si mi bebé no se le quita el cólico en la segunda visita?

No hay que preocuparse, algunos bebés debido a la rigidez que mantienen en la barriguita, necesitan una tercera visita como tratamiento de refuerzo. En nuestro caso el porcentaje de bebés que acuden a la tercera visita es un 10% y el cólico siempre se quita.

¿Interfieren las vacunas?

A veces tienen alguna reacción en algunas vacunas, por esa razón es conveniente citar al bebé dos o tres días después de haberle puesto la vacuna para asegurarnos de que no va a interferir en el resultado. Debemos tener en cuenta que durante los días siguientes a dicha vacuna el bebé seguramente empeorará, por ese motivo conviene aplazar el tratamiento no haciendo coincidir con la vacuna. En otras ocasiones la vacuna no les influye y no acusan ningún síntoma, aunque nosotros por precaución preferimos ir sobre seguro dejando unos días de margen.

¿Interfieren los lácteos que tome la madre?

Unas veces sí y otras no, cada bebé reaccionará de distinta manera a las vacunas. Los lácteos no provocan cólico, pero sí puede acentuarlos aumentando la intensidad del mismo. Nosotros por precaución aconsejamos mientras dure la lactancia materna, que la madre no tome lácteos derivados de la vaca, sin embargo los lácteos de la oveja y cabra no hay ningún problema, al igual que la bebida de avena, arroz o almendras tampoco suponen ningún problema. Ojo! De nada sirve tomar leche de vaca sin lactosa, la intolerancia se puede producir por la lactosa o la proteína de la vaca. En el caso de la leche de vaca sin lactosa, ésta lleva proteína de vaca y también podría producir alguna intolerancia. Cuando termine la lactancia materna podrás volver a tu dieta normal, pero hasta entonces has de tener un poco de paciencia y piensa que lo haces por tu bebé.

¿Interfieren los antibióticos que tome la madre?

Los antibióticos son un motivo importante para mantener o aumentar los síntomas del cólico del lactante. Si el bebé toma leche materna, los antibióticos que tome la madre los estará pasando al bebé provocándole mayor irritación intestinal. Hemos tratado bebés que tras la primera visita resultó muy efectivo el tratamiento y en la segunda visita el bebé empeoró debido a la ingesta de antibióticos por parte de la madre. En esos casos es preferible esperar entre 10-15 días a que se eliminen todos los restos de la medicación en la madre para volver a tratar.

Mi bebé toma probióticos, ¿puede seguir tomándolos?

Si la ingesta de probiótico le ha mejorado no hay ningún problema en seguir tomándolo, si por el contrario no has visto ninguna mejoría o notas que se encuentra peor quizá es porque no lo necesita. Si tu bebé se alimenta con leche materna, ésta contiene el mejor probiótico que existe y probablemente no necesite tomar ningún suplemento.



Cólico del lactante?

Tratamiento en dos sesiones.

Comienza ya!